« Back to Testimonials

Soy una mujer sana de 55 años, pero la primavera pasada me caí en el cemento y me rompí la rótula en dos. Luego de una cirugía de emergencia y 3 meses de inmovilización de toda la pierna, quedé completamente fuera de forma y con algunas libras de más. En ese momento comencé con fisioterapia. Fue un proceso lento, pero finalmente comencé a usar la máquina elíptica de Octane en la fisioterapia. Fue un trabajo arduo, pero que no perjudicó mi rodilla en recuperación, como la trotadora que usaba. Luego de 4 meses de fisioterapia me dieron ejercicios para hacer en casa y continué haciéndolos. Pero no podía ir lo suficientemente rápido en mi trotadora para hacer un ejercicio más extenuante sin dañar mi rodilla con el impacto. Así que me decidí y compré la máquina elíptica Q37 de Octane y acabo de terminar mi segundo entrenamiento. Me siento excelente. Trabajé duro y cuando me bajé caminaba como no podía hacerlo al bajar de la trotadora. Definitivamente es el mejor equipo de ejercicio para mi situación y ahora descubrí que es lo que mis hijas usan en el gimnasio. Gracias por ayudarme a sanarme y a volver a estar en forma.