« Back to Testimonials

Busqué durante meses probar una máquina elíptica que pudiera usar. Como estoy amputado por encima de la rodilla, no podía encontrar una máquina que tuviera un paso que me permitiera usarla. Especialmente en los modelos más económicos, el paso era demasiado vertical. Finalmente me di por vencido y decidí obtener una bicicleta de ejercicios. Cuando entré a una tienda de entrenamiento físico para comprar una bicicleta, mi esposa vio la máquina Q35e de Octane y la probó, y me dijo que debía probarla yo también. La probé y era exactamente lo que estaba buscando. Muy suave, silenciosa y, lo más importante, el paso se adecua a las capacidades de mi pierna artificial. Desde que la compré, el servicio de atención al cliente de Octane me ha ayudado a hacer algunos ajustes para que sea aún más fácil. Una excelente empresa con la cual trabajar y muy orientada al cliente.