« Back to Testimonials

He sufrido de problemas en las rodillas durante muchos años, hasta el punto que es probable que necesite un reemplazo de rodillas. Es por ese “círculo vicioso” que, por la falta de ejercicio, aumenté de peso, lo que me causó más dolor y mayor impedimento en la movilidad, pero si realizaba ejercicios, sufría aún más dolor e inflamación en las rodillas que, a su vez, me impedía moverme. ¡Fue así hasta que compré la máquina Q47! No he podido realizar ejercicios tan rigurosos en más de 15 años sin sufrir un dolor intenso. Admito que dudé cuando me dijeron el precio de compra, pero bien, ¿cuánto vale poder hacer ejercicios rigurosos y no sufrir dolores intensos? ¡La respuesta es mucho! Además, sufrí una lesión en un pie (no está relacionada con el uso de la máquina Q47) y me tuvieron que hacer una cirugía reconstructiva. No pude usar ese pie durante dos meses, pero he vuelto a trabajar al nivel de uso de la máquina Q47 que tenía antes de la cirugía. Eso me recordó cómo puedo ejercitarme con rigurosidad y no sufrir dolor en las rodillas y tenía que escribirlo. ¡Gracias por los esfuerzos en la investigación y desarrollo que dio lugar a esta máquina! Ah y sí, he usado otras máquinas elípticas y no hay comparación.