« Back to Testimonials

Mi esposa y yo compramos una máquina Q47e de Octane en enero en G&G Fitness, aquí en el norte del estado de Nueva York. Quería sumar una máquina elíptica a mi gimnasio personal desde hace un tiempo. Tuve un negocio de entrenamiento personal en la década del 90, por lo que la calidad, suavidad y durabilidad siempre fueron características importantes al momento de elegir máquinas de ejercicio cardiovascular tal como la trotadora y la bicicleta fija, así como también equipos de entrenamiento de resistencia (los cuales aún nos mantienen saludables). Después de probar algunos de los competidores principales, elegimos a Octane. ¿Por qué? La máquina es silenciosa, por la suavidad similar a la de un gimnasio, el diseño comparativamente pequeño y una diversidad de herramientas electrónicas motivadoras que hacen que el ejercicio sea divertido.

En resumen, cuando hago ejercicios cardiovasculares en la trotadora o en la bicicleta fija durante los largos meses de invierno, me aburro después de unos 30 minutos (me siento un hámster corriendo en una rueda). Al ejercitar en la máquina Octane, sentí que los 30 minutos pasaron volando, principalmente debido a la capacidad para combinar una cantidad de ejercicios de las partes superior e inferior del cuerpo. Por último, el ajuste automático de la longitud de paso de SmartStride es indispensable; según el número HIP, ajusta con precisión la longitud de paso de caminata a trote y finalmente al paso de carrera. Ya no hay pasos entrecortados como encontré en otras máquinas elípticas en algunos gimnasios. ¡Esperamos una larga y sana relación con nuestra máquina elíptica de Octane!