« Back to Testimonials

Cuando mi esposo y yo decidimos acondicionar nuestro sótano y agregar un gimnasio, nos bloqueamos cuando teníamos que decidirnos por un equipo de entrenamiento cardiovascular. Él mide 6′ 4″ y yo 5′ 3″. Además, la altura del techo era algo más de 7′. Busqué en Internet para ver si había algo que se adaptara a nuestras necesidades. Para mi sorpresa, encontré la Q47ce. La altura baja del peldaño y el paso variable era justo lo que necesitábamos. Hace un año que la tenemos y aún la usamos fielmente. Después de varios años en gimnasios poblados, esperando para usar un equipo y tener que soportar a personas que hablaban por teléfono, encontramos un equipo con calidad comercial para usar en nuestra casa.